info@ameebe.com
+34-944-157-743

Artículos de AME/EBE y Bracho Abogados

Un blog de contenido jurídico para nuestros visitantes

¿PREOCUPADO POR TRUMP?

Una vez iniciado el 2017 y tras unos días, oficialmente ya, de Donald Trump como presidente de EEUU, la preocupación entre los estadounidenses y sobre todo entre mejicanos y el resto del mundo aumenta sin parar. Parece que va en serio en sus amenazas.

Por de pronto, ha quitado de un plumazo el conocido “Obama Care”. Ha vetado la entrada a determinadas personas de oriente medio (curiosamente ninguno de esos relacionados con los atentados del 11-S) y quiere a toda costa completar su famoso muro que separa Méjico y su amado país.

Pese al bloqueo temporal de las deportaciones por el veto de Trump, gracias al fallo de un juez de Brooklyn, no parece que la situación vaya a mejorar. Y de mientras, al otro lado del charco está Rusia, con Putin al mando, como observador, preparando sus armas  (en sentido figurado, esperemos) para aprovecharse de la situación.

 

“El buen ambiente existente entre las dos súper potencias desconcierta, más aún si echamos la vista atrás”

 

¿Saldrá más beneficioso Rusia que EEUU? Analistas políticos y economistas, no tienen duda sobre que el mejor parado será Rusia, de ahí la actitud complaciente del presidente del país. Pero ¿y el resto de países? Muchos presidentes han declarado públicamente la actitud contraria a las medidas tomadas por Trump, basándose, y con razón, en la violación de derechos humanos, que no dejan de sorprender más aún cuando han sido organizadas por un presidente elegido democráticamente.

Llegados a este punto debemos preguntarnos lo siguiente: ¿Cabría la mediación en una persona como Trump? Ciertamente sería harto complicado convencerle de que cambiase su política en materia de derechos humanos, cuando ni medio millón de personas en la “Marcha de las mujeres” a favor de la diversidad, la igualdad, la inclusión, los derechos reproductivos, la condena del racismo, han conseguido siquiera que éste moviese un dedo en cambiar la situación.

 

“¿Qué buenas noticias tendremos provenientes de Trump?”

 

¿Qué nos deparará el 2017? De seguir así, las buenas noticias que vengan de EEUU serán escasas. Un país con una historia corta, creado por migrantes, desarrollado por migrantes y que ahora, por culpa de su presidente, y por ende de sus votantes, los rechaza, creando un odio sin parangón en un país democrático y que, pese a los movimientos alcistas de las Bolsas, no hace más que poner en una delgada línea roja los derechos humanos de miles de ellos.

No parece descabellado pensar que Trump debería volver a las clases de Historia para darse cuenta de dónde viene, de estudiar el pasado para entender el presente. Pero, dado su terquedad, lamentablemente, lo dudamos.

Good luck for everyone!

 

Albert Einstein: “Es más fácil desintegrar un átomo que un prejuicio”